Interrogantes.

Mire a mí alrededor lleno de interrogantes y todo parecía tan fácil, que ingenuo, no sabía todo aquello que me faltaba por conocer; y es que el mundo parece amigable e inofensivo cuando no te inmiscuyes con toda la mierda que lo conforma.

Siempre creí que el sendero de la vida sería más claro o que en algún momento sabría más claramente cómo recorrerlo; sin embargo, entre más lo recorro pareciera no tener un rumbo o alguna salida. Nunca nadie te dice esto, quizás porque ni ellos saben qué mierda están haciendo.

Crecemos con la absurda idea de que una formación académica nos ayudará a entender esto más fácilmente y para mi desgracia hasta ahora, ni el álgebra superior o los números complejos me han dado una respuesta. Sinceramente, ya no espero una respuesta; cuando ni siquiera sé cuál es la estúpida pregunta o la incógnita que busco.

¡Eureka!

Quizás ese es el problema, simplemente se trata de vivir, yo mismo he sido quién desafortunadamente no sabe cómo hacerlo.

Un comentario sobre “Interrogantes.

Deja un comentario