Vencido.

— Somos la generación de la depresión.

— La nueva generación beat.

Realmente dudo que el movimiento beat sea exclusivo de una generación o momento. Todos hemos llegado a estar agotados o vencidos. Algunos más que otros.

Sin embargo es algo que no podemos evitar; cada quién decide en qué momento y cómo se levanta, también existen aquellos que eligen arrastrarse de forma perpetua, esperando a que algún idiota samaritano les extienda la mano. Pasan por alto el egoísmo siendo un tanto ingenuos.

Yo, por mí parte, prefiero disfrutar la caída sin siquiera meter las manos, retozar un momento y luego retomar mi camino, rogando al universo que la cantidad de espectadores de aquel cómico espectáculo haya sido reducida.

He tenido la fortuna de ser asistido por muchas manos a lo largo de mi camino y también, mi soberbia, me ha dado el lujo de dejar algunas otras estiradas y retomar la marcha sin mirar atrás.

Deja un comentario